10.8.17

Daniela



La tía Daniela se enamoró como se enamoran siempre las mujeres inteligentes: como una idiota. Lo había visto llegar una mañana, caminando con los hombros erguidos sobre un paso sereno y había pensado: “Este hombre se cree Dios”. Pero al rato de oírlo decir historias sobre mundos desconocidos y pasiones extrañas, se enamoró de él y de sus brazos como si desde niña no hablara latín, no supiera lógica, ni hubiera sorprendido a media ciudad copiando los juegos de Góngora y sor Juana como quien responde a una canción en el recreo.
Texto completo: http://www.nexos.com.mx/?p=26505

9.7.17

...

Tu ausencia es cada vez mas clara, y estoy descubriendo sentimientos que sabia que estaban pero se fueron olvidando porque tu representabas todo lo que necesitaba para sonreír, no me parecía que nos faltaran matices y ahora que llegan no me parecen malos pero no me gusta que estén aquí.

No quiero regresar el tiempo, pero si quiero verte sanar y creer que puedes tener una felicidad constante y sincera, no hablo contigo porque no se como expresar todo esto, no estoy tan segura del paso que quiero dar.

8.7.17

Ángeles Mastretta

... es mi escritora favorita y, a diferencia mía, tuvo a bien parir, tuvo una hija que hoy con mi edad (o casi la misma) escribe cine y literatura, y la empecé a seguir por su madre.

Con su libro sufrí eternamente, pero con su pelí me sentí bien, aún no se que hacer, porque nada rendirá los frutos que hoy quiero cosechar, pero al final de todo este camino tan raro, "Todos queremos a alguien" y sino, de que sirve tanto crecer y cambiar y tratar de decidir?

4.7.17

Me gustaría...

... que un día pudiéramos charlar así nada más, como hacíamos antes.
... que pudiéramos escuchar, porque no es necesario que alguno sea mejor.
... tener la tranquilidad que he ido acomodando, con la magia que se nos ha ido olvidando.
... todo eso por decir un poco, y todo tu para reorganizar.


2.7.17

Cosas de energía

Un día esta estancada y decides que no fluirá mas, a veces voluntaria y a veces involuntariamente, pero el hecho es que no fluye más, cuando de repente algo la invita a volverse a encausar y empieza, molécula a molécula, a moverse sin sentido, pero empezando a buscar un ritmo, un rumbo y algo más, ahí esta organizando lo que ya había atraído y acomodando y ajustando lo que se esta incorporando. Estos primeros movimientos sin sentido, se debe recordar porque al final del día no es mas que crecer.